Cómo superar la pérdida de una mascota

Cómo superar la pérdida de una mascota

Las mascotas ocupan un lugar en nuestra familia, vida y corazón; por eso cuando enfrentamos su pérdida también se va una parte de nosotros. Ya sea por edad avanzada, enfermedad o accidente, llega el momento de todo ser vivo en que ningún recurso médico es suficiente para evitar la muerte.

Las emociones que se despiertan cuando fallece una mascota suelen ser complicadas y difíciles de sobrellevar. En este proceso, probablemente nos encontraremos con gente que opine que sentir una pena tan intensa por un animal es absurdo, sin embargo, sólo uno mismo puede determinar qué es lo que está sintiendo. Por ejemplo, puedes experimentar tristeza, enojo o incluso culpa.

MIRA TAMBIÉN: La importancia de la medicina preventiva

El duelo se puede manifestar de formas distintas, hay gente que llora mucho, otros que se aíslan o prefieren realizar varias actividades para distraerse de su dolor. Si bien es cierto que ante la pérdida de una mascota el dolor es inevitable, hay diversos recursos que podemos emplear para hacer más llevadero este proceso:

Reconoce tus sentimientos

Aceptar tu tristeza es el mejor recurso para superarla. Habla sobre tu pérdida con personas cercanas, cuéntales cómo te sientes y qué extrañas de tu mascota. Esto te permitirá ordenar tus días y externalizar tus sentimientos.

Libera tus emociones

Si tienes deseos de llorar, adelante. Si quieres gritar, hazlo; o si en este momento no te sientes capaz de expresar algo, entonces no te fuerces a hacerlo. Mostrarte tal y cómo te sientes dejará fluir tus emociones y te permitirá soltar poco a poco el dolor.

No te culpes

Es algo frecuente que nos culpemos por la muerte de nuestra mascota  porque pensamos que pudimos haber hecho algo para evitarlo o porque nos responsabilizamos por lo ocurrido; sin embargo, cargar con la culpa no nos servirá de nada. Lo importante es aceptar que nuestra mascota se ha ido, no por nuestra culpa, sino porque nada ni nadie es para siempre.

Exprésate

Si aun después de hablar del tema sientes que te queda mucho por decir, intenta expresar tus emociones de distintas maneras; por ejemplo, escríbele una carta a tu amigo, haz un álbum de fotos, pinta un cuadro o componle una canción. Lo importante es que canalices tus emociones de una manera creativa.

Honra la memoria de tu amigo

En la mayoría de las culturas existen rituales funerarios porque nos permiten despedirnos y honrar la vida de nuestros seres queridos. Si te hace sentir mejor, organiza un funeral simbólico para tu mascota, realiza una donación a un refugio de animales o participa en un voluntariado en honor a tu mascota.

Recuerda: tu mascota es única

Quizás en un principio sientas el impulso de adoptar un nuevo amigo para llenar ese hueco que quedó en tu corazón; no obstante, un animal no puede remplazar a otro. Si tratas de remplazar a tu mascota sin haber superado su pérdida, probablemente lo compararás todo el tiempo y no le darás el lugar que le corresponde. Tómate tu tiempo antes de dar el paso.

MIRA TAMBIÉN: 4 beneficios de crecer con una mascota 

Si lo necesitas, pide ayuda

Si sientes que tu tristeza es muy intensa o crees que el dolor te está rebasando, busca ayuda de un psicólogo o terapeuta profesional que te guíe y te apoye durante este proceso.

Enfócate en los momentos felices

Intenta ser positivo y recordar los momentos más felices a su lado, quédate con el mejor recuerdo que puedas e intenta sonreír cuando pienses en él.  Probablemente esto te parecerá difícil en un principio, pero no olvides que el tiempo todo lo sana y la mejor manera de honrar a alguien es recordarlo con alegría.

 

El vínculo que creamos con una mascota es único e irremplazable, y los momentos a su lado se quedarán con nosotros, aunque nuestro amigo se haya ido. Ten la certeza de que con el tiempo, el dolor y la pena se aliviarán. Y cuando llegue el momento y te sientas preparado podrás abrir otra vez tu hogar y corazón a un nuevo amigo.

Síguenos también en redes sociales

Facebook

Twitter

Instagram

Youtube