Tips de cuidado para mascotas después de una hospitalización

Tips de cuidado para mascotas después de una hospitalización

Ya sea por una cirugía programada, una emergencia o cualquier otra situación que no permita que nuestra mascota sea atendida en casa, hay momentos, en que nuestra mascota necesita quedarse en el hospital para recibir atención y cuidados médicos constantes. Después del periodo de hospitalización, tu amigo volverá a casa, pero ello no quiere decir que esté completamente recuperado. Si deseas contribuir en su pronta recuperación, te sugerimos seguir al pie de la letra las indicaciones de su médico y atender a los siguientes consejos:

Retira con cuidado la venda de la canalización:

La mayoría de los pacientes que están en hospitalización son canalizados vía intravenosa; cuando se retira la canalización se les coloca una pequeña venda elástica que contiene la herida y previene la formación de moretones. Después de aproximadamente 20 minutos, retira cuidadosamente la venda, si la dejas más tiempo podría provocar inflamación y molestia. Es importante no confundir esta venda con los vendajes puestos por heridas de piel o fracturas, estos no los tienes que retirar en ninguna circunstancia sin autorización médica.

Ten presente cuál fue el motivo de hospitalización:

Si conoces con claridad cuál fue la razón por la que tu mascota fue hospitalizada, te será más fácil distinguir qué reacciones podrían ser normales y cuáles no. Por ejemplo, si tu mascota ingresó por vómito o diarrea, es altamente probable que las primeras evacuaciones que presente después de ser dado de alta no sean tan sólidas como siempre. Recuerda que toda recuperación es paulatina, por ello te recomendamos ser paciente, seguir monitoreando a tu amigo y mantener una comunicación estrecha con tu médico, ante cualquier duda que te surja.

MIRA TAMBIÉN: Cómo prevenir el golpe de calor en mascotas

 Mantén en observación a tu mascota:

Después de la hospitalización, el tratamiento continúa en casa. Observa a tu mascota y mantente atento a cualquier cambio; Si te es posible, lleva un registro de todo lo que observas, por ejemplo, si tu mascota está comiendo, con qué regularidad, si va al baño, si tiene dificultad para orinar, si manifiesta dolor etc. En caso de que notes alguna reacción adversa, infórmaselo inmediatamente al médico veterinario.

 Trata de ser objetivo:

Sabemos que tu mascota es parte de tu familia y es fácil alarmarse si notas algún tipo de molestia; sin embargo, no pierdas de vista que los procesos de recuperación NO siempre son inmediatos y habrá ocasiones en que lo que percibimos como incomodidad sea parte temporal del proceso.

No permitas que tu mascota se lama las heridas:

La reacción más común es que tu mascota trate de lamerse las heridas, sin embargo, si se lo permites podrías propiciar que se retrase el proceso normal de cicatrización, se infecten o haya dehiscencia de puntos (que se abran las heridas).

En la mayoría de los casos, se recomiendan collares o donas isabelinas desde el día que se dan de alta hospitalaria. Si a tu paciente no se le prescribieron porque intrahospitalariamente no se observaron intentos de lamerse, pero en casa notas que lo hace “aunque sea poquito”, es importante que te comuniques con tu médico para informárselo y que determine cómo se evitara alguna complicación.

MIRA TAMBIÉN: La importancia de la medicina preventiva

Atiende completamente las indicaciones del médico veterinario:

A cada mascota hospitalizada que es dada de alta se le prescribe una serie de indicaciones de revisión, limpieza y medicaciones que son indispensables para su recuperación. Haz caso a cada una de ellas y si tienes preguntas, dudas o complicaciones en el manejo en casa, comunícate con tu médico veterinario.

Dale seguimiento a las recomendaciones o plan establecido:

Si antes, durante o después de la hospitalización te recomendaron realizar algunos estudios de seguimiento o algunos nuevos para descartar otro problema diferente al de la hospitalización ¡no te olvides de ellos! Aunque tu mascota haya sido dada de alta, es fundamental contar con toda la información para realizar el diagnóstico más acertado y descartar cualquier problema secundario.

Revisión posthospitalización:

Es importante que traigas a tu mascota a su revisión, éste es un excelente momento para intercambiar toda la información que has visto durante la recuperación en casa y determinar si se da de alta ambulatoria o se continua con el plan de seguimiento diseñado de acuerdo con sus necesidades.

En VETME existimos para cuidar a tu mascota

Artículo escrito por MVZ Esp Lizet Rivas y MVZ Stephanie Gómez

Síguenos también en redes sociales

Facebook

Twitter

Instagram

Youtube